De Verdi a Broadway: Gregory Kunde y Marianne Cornetti

elcorreogallego.es

RAMÓN G.BALADO

De Verdi a Broadway: Gregory Kunde y Marianne Cornetti

 28.08.2016

Avance de temporada de Amigos de la Ópera de A Coruña en el Palacio de la Ópera-20´30 h.-, en un mano a mano entre el tenor Gregory Kunde y la mezzo Marianne Cornetti, a los que tuvimos la temporada pasada en los roles de Manrico y Azucena de Il trovatore de Verdi, con soberbia aceptación y que para esta ocasión, se presentan en recital acompañados por el pianista José Ramón Martín, en una tentadora selección de paginas operísticas y piezas apreciadas de musical americano. Las piezas elegidas, hablan por sí mismas, muy a la medida de ambos cantantes y para regocijo de los aficionados. Entrada para el tenor con Dich teureHalle del Tannhauser wagneriano, fuerza y pujanza para una voz como la suya de talante heroico  en su encuentro con Elisabeth.  Verdi abunda en esta primera parte con el aria de Rodolfo, de Luisa Miller, O fede non potessi. al Quando le sereplacido, del segundo acto. Brindando por Il trovatore del curso pasado, un mano a mano entre ambos cantantes, en el dúo- Madre, non dormi ?- (Manrico y Azucena, como no podía ser menos, para reverdecer nostalgias). Aida, el Verdi en la grandeza de la grand opéra, para su estreno en El Cairo de 1871. Celeste  Aida, para complacencia del aficionado ansioso de recursos de tenor lírico-spinto en sus arrebatos portentosos. Amneris en la voz de la mezzo, para L´Aborrita rivale, no menos cargada de arrebato pasional.  Manteniéndonos en plenitud, el aria de Ulrica Re dell´abisso de Un ballo in maschera. En absoluta confirmación de un autor encumbrado en sus mejores expectativas.  La tan popular Mon coeur s´ouvre a ta voix del Samson et Dalila  de C.Saint-Saëns, para completar con L´amour! Ah, lève toi soleil!, perteneciente a Roméo et Juliette, para lucimiento de un desaforado solista, en esta ópera de Charles Gounod.

Cambio de aire y rumbo al musical americano. Siempre e irrenunciable, George Gershwin, en dos de sus perlas tan traídas y llevadas en todo tipo de arreglos: I got rhythm y Love is here tostay. Sobre la primera, el autor recordaba la aparición de la deslumbrante Ethel Merman, en una presentación del Paramount Theater, de Brooklyn, en una gala a él dedicada y que supuso un éxito deslumbrante, con su ajustada falda de satín negro abierta y una blusa escotada. Entre las canciones en cartel, precisamente la citada. Nunca siga a un maestro, lo único que hará, será arruinarla, comentó entonces el compositor.  Bernstein con West Side Story: Tonight y Maria, todo un nuevo concepto de la comedia musical gracias al trabajo en como del compositor, el libreto de A.Laurents, las letras de S.Sondheim y la coreografía de J.Robbins. Rodgers & Hammerstein, pareja de éxitos en cartel desde Oklahoma! o Show Boat,  con Can´thelp  lovin´dat man y Make believe, e incluso Carousel: You´ll never walk alone  o If I loveyou. Un musical estrenado el 19 de abril de 1945 y calificado como uno de los más bellos y sentimentales. Era una adaptación de Lilion, una obra de Ferenc Molnar, acerca de un personaje de un parque de atracciones húngaro. Ya entre lo más reciente, Memory de Cats, otro de los bombazos de Andrew Lloyd Webber, el mismo de Evita, The Phantom of the Opera y del que Michael Walsh, escribió su biografía más reciente

1207 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad