Kunde: «La belleza de los grandes musicales clásicos de Broadway es increíble»

lavozdegalicia.es

Marianne Cornetti y Gregory Kunde, en «Il Trovatore», en A Coruña en el 2015

Gregory Kunde: «La belleza de los grandes musicales clásicos de Broadway es increíble»

El tenor abre la Programación Lírica de A Coruña con un concierto de arias y éxitos del cancionero norteamericano


redacción / la voz 19/08/2016 05:00

Después de su presencia el año pasado en Il Trovatore, los norteamericanos Marianne Cornetti y Gregory Kunde coinciden de nuevo en la Programación Lírica de A Coruña en el concierto De Verdi a Broadway (Palacio de la Ópera, día 28, 20.30 horas), una selección de arias y dúos de ópera y musicales clásicos. Kunde (Illinois, 1954) responde desde Pamplona, donde graba un disco de Verdi y Puccini después de cantar a Mahler en el Albert Hall en los Proms de Londres.

-Vienen a cantar un programa de ópera y musicales…

-Bueno, es la historia de la música, da igual como quieras llamarlo. Para la primera parte hemos elegido arias muy conocidas, mientras que para la segunda parte, centrada en Broadway, no hemos elegido cosas demasiado modernas, quizá un medley de Cats. Pero la mayoría son de viejos musicales, ya sabe, Rogers y Hammerstein, piezas que hicieron tan popular el musical norteamericano. La belleza de estos grandes clásicos es increíble.

-¿Los musicales en el siglo XX asumieron el papel del que gozó la ópera en el XIX?

-Sí, en Estados Unidos desde luego. Hay óperas de Mozart, o la zarzuela misma, que tienen diálogos. Es un formato artístico bastante sofisticado, al menos si hablamos de autores como Rogers y Hammerstein, Cole Porter o George Gershwin. Es una música con una calidad bastante operística.

-¿Y el siglo XXI? Se siguen componiendo, pero la gran mayoría de las funciones giran siempre en torno a los «grandes éxitos».

-Siempre hay que tener en cuenta a quien sirves. Sirves al público, y el público quiere que lo entretengan. La semana pasada asistí a un musical en Nueva York, del que se ha hablado mucho. Hamilton es su título. Es un todo un fenómeno ahora en Nueva York y seguramente luego se extenderá por todo el mundo. Es una nueva clase de musical, un musical rap. Tiene mucho rap, pero la música también es muy, muy importante. Debemos preguntarnos: ¿qué es lo que está llevando a tanta gente a ver este musical, tan diferente? Primero, es una ópera. No tiene diálogo, todo es cantado. La música es entretenida y a la gente le gusta porque al salir puede tararear la melodía. Quizá estoy siendo ingenuo o pasado de moda, pero esto es lo que quiere el público. Si una pieza es todo disonancias no los entretiene, no les llega al corazón, no querrán volver a escucharla. Podría ser importante para la historia de la música, no lo sé. Quizá en cien años escuchemos más estas piezas a las que ahora no les hacemos mucho caso, pero así es la música hoy.

-Con Marianne Cornetti cantó en A Coruña «Il Trovatore» en el 2015 y ahora se reúnen de nuevo.

-Marianne es un prodigio de la naturaleza y una de las personas más agradables con las que haya trabajado. Tiene una voz realmente hermosa y creo con la mía hace una buena combinación. Compartimos una misma visión con respecto al musical norteamericano. Es fácil darte cuenta de que es una gran cantante y una gran persona.

-Desde aquella ópera a hoy la Programación Lírica ha sufrido una merma en su presupuesto. ¿Qué opina de los recortes en materia cultural?

-Para mí es difícil hablar de estas cosas, porque aquí en Europa la mayor parte de la cultura recibe el apoyo del Gobierno, se financia con impuestos, mientras que en Estados Unidos casi nada proviene del Estado, es todo dinero privado. Pero es una lástima, la base de toda sociedad es la cultura y tienes que apoyar la música, el teatro, las artes. Si no lo haces, ¿qué queda? A veces oímos hablar de esos recortes en la cultura pero realmente no sabemos a dónde va destinado ese dinero. Tienes que apoyar tu cultura. Me entristece y los artistas que hemos estado en A Coruña y en otros sitios donde se han hecho recortes debemos mostrar nuestro apoyo total con su público y programadores.

-Entre 1994 y 1996 superó un cáncer. ¿Qué le diría a quienes les diagnostican esta enfermedad, que también suele tener un gran impacto psicológico?

-Los primeros meses me pasó lo mismo. Esperas que todo vaya bien, haces lo que te mandan los médicos y esperas que todo salga bien. Para mí, fueron fundamentales mi familia, mis amigos y mi fe en Dios, que me ayudaron a superar el trance. Lo más importante fue mi fe, porque me permitió estar en paz con cualquiera que fuese lo que sucediese. Afortunadamente para mí todo salió bien y aquí estoy, años más tarde. Si no hubiese sido así también habría tenido que aceptarlo y estar en paz. Si el año que viene todo terminase, pensaría que he tenido una buena vida, una buena carrera, una familia fantástica y eso es todo, pero Dios no había terminado todavía conmigo.

-En Galicia hay coros jóvenes y de niños, así como muchas agrupaciones de aficionados. ¿Qué consejos le daría a quienes quieran dedicarse al canto?

-Es una pregunta difícil, y hace veinte años la habría contestado de una forma totalmente distinta. Muy difícil, muy, muy difícil. Lo primero que debo decir es que el camino para hacerse una carrera hoy en día es muy complicado. Pero si quieres trabajar duro y aceptar el mundo que tienes ante ti, probablemente conseguirás algo. Pero lleva mucho tiempo y trabajo. Hay que hacer muchos contactos, ensayar todos los días y asegurarte de que la gente te escucha, seguramente lo más difícil hoy en día para los cantantes jóvenes. Cualquier experiencia musical, como entrar en un coro, cantar pequeñas partes, incluso buscar tú tus propias oportunidades, son importantes. Pero tienes que hacer que la gente que te vea y conozca tu talento. Y encontrar un buen profesor, algo que no es fácil. Pero sin olvidarse de que el camino es muy largo y no hay que apresurar las cosas. Asegúrate de que tomas todas las precauciones con tu voz, no intentes ir demasiado rápido. Es muy difícil de entender hoy en día para los jóvenes porque todo va tan deprisa, pero llegar a ser cantante de ópera lleva mucho tiempo.

960 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad