Cerrar con broche de oro

laopinioncoruna.es

11-12-2016 00:57

Julio Andrade Malde

Exclamaciones de entusiasmo, gritos, aclamaciones repetidas, aplausos rítmicos, público puesto en pie? Así expresa el nuestro el incondicional afecto que siente hacia Leo Nucci; y así demuestra su admiración hacia un cantante extraordinario que ha sabido llegar a la setentena con una enorme sabiduría vocal y unas facultades todavía asombrosas. El registro agudo se conserva impresionante. Escuchen ese impecable La bemol (nota extrema para la cuerda) o el brillantísimo Sol conclusivo en Payasos; y oigan también otro soberbio La bemol en el aria, Dio di Giudà, de Nabucco. Pero el barítono italiano también es capaz de bajar con facilidad al La natural grave en ese bellísimo Eri tu, de Un ballo in maschera, que expresa con inigualable emotividad: ira contenida, despecho, desamor y también ternura al evocar días felices. Tres bises ofreció Nucci tras una agotadora segunda parte: la repetición de la célebre Vendetta, de Rigoletto; las arias de Posa, de Don Carlo, y de Gérard, de Andrea Chénier. Y se mostró formidable en las tres. En Rigoletto (Cortigiani), los dos difíciles Sol sonaron redondos, esplendorosos; aquí marcó el cambio de la imprecación inicial a la súplica conmovedora de un modo admirable. Nucci se expresó como un anciano caballero de la Provenza en el dúo de La traviata que cantó con Eduvigis Monagas, muy acertada. Con Clara Panas, el dúo del segundo acto de Rigoletto; la soprano moldavo-coruñesa rayó a gran altura por la belleza tímbrica de su registro agudo, la perfecta emisión y la expresividad. Muy bien el Coro Gaos en el célebre Va, pensiero, de Nabucco. La orquesta, con momentos extraordinarios (obertura de esta ópera, por ejemplo) con actuaciones destacadas de primeros atriles -Walker, Hill, Ferrer, Aigi, Prokopenko- y grupos instrumentales (trombones, trompas; toda la cuerda. La falta de ensayos se ha notado en momentos puntuales. Magnífico Pérez Sierra, también un poco nuestro, y que lleva una importante carrera internacional. Tras el entreacto, la presidenta de Amigos de la Ópera, Natalia Lamas, impuso a Leo Nucci la Medalla de Oro de la Asociación. Cierre de temporada con broche y medalla de oro. Bravo, bravíssimo!
.
1158 visitas totales 3 visto hoy
Compartelo en
468 ad