Gran éxito del “Concierto pola Lírica”

El público aclama a los cantantes que piden que siga la Temporada Lírica

El concierto acabó con todos los intérpretes entonando el «Va, pensiero», de Verdi

Un coro de esclavos de la lírica tomó anoche el escenario del teatro Rosalía de A Coruña. Esta vez no eran los hebreos reclamando su liberación, como en Nabucco, sino un grupo de cantantes gallegos que interpretando el Va, pensiero mostraban los resultados de 63 años de actividad lírica en la ciudad y pedían que se garantizase la continuidad de esta tradición. Desde el anuncio del concierto, dejaron claro que esta iniciativa «no va contra nadie» sino que es un llamamiento a la restitución de la ahora mismo suspendida Temporada Lírica de A Coruña. Con este coro clásico de Verdi concluyó un recital de más de dos horas.

«¡Qué vuelva ya la ópera a La Coruña!, ¡ya!». Esta era la petición de Ainoha Arteta con la que arrancaba la velada. En un teatro Rosalía abarrotado (hasta algún político tuvo problemas para encontrar sitio por un baile de entradas) sonaron otros mensajes de apoyo. Desde el Metropolitan de Nueva York, Juan Jesús Rodríguez decía sobre la actividad lírica en A Coruña: «Hacer una de las mejores temporadas de la ópera con poco dinero es ya un milagro». Y pedía su continuidad, acompañado por Celso Albelo.

«A ver si nos hacen caso»

Al acabar los diferentes mensajes sonó el primer largo aplauso de un público entre el que estaba el concejal de culturas del Ayuntamiento coruñés, José Manuel Sande, la socialista Mar Barcón y el popular Miguel Lorenzo, entre otros. «Aquí estamos los de siempre, a ver si nos hacen caso», apuntaba antes de entrar una de las personas que integraban el público. Era una concurrencia muy variopinta, tanto en edades, desde abuelas hasta adolescentes, como en vestimenta, del abrigo de piel a los pantalones vaqueros.

Borja Quiza, uno de los principales impulsores de este concierto, abrió la noche con Largo al factotum, de Il Barbiere di Siviglia, de Rossini. Otro de los que actuó fue el joven contratenor Alberto Miguélez-Rouco, de 21 años, y que se llevó el mayor aplauso de la primera parte del programa: «Yo estudio en Basilea y cuando les cuento a mis amigos la gente que actúa en Coruña se sorprenden mucho y dicen que allí no ha cantado nunca gente como Leo Nucci». Tras recordar que ya actuó en La flauta mágica de Mozart dentro de la Temporada Lírica coruñesa, recuerda sus quince años acudiendo a la ópera en la ciudad y viendo «a los mejores».

En el descanso, Quiza hablaba de «una energía positivísima entre los cantantes; una energía que se nota en el ambiente y que el público devuelve [a los artistas], está muy proactivo». Y lamentaba un par de bajas de última hora por problemas de salud. En cuanto al resultado del concierto, esperaba algo muy concreto: «Que esta energía se filtre y todos entiendan que hay que buscar una solución lo antes posible porque cuanto más tiempo pasa más grave es la situación».

«Al padecer virtud»

La segunda parte arrancó con Victoria Álvarez interpretando la Rosa de abril, de Andrés Gaos, y concluyó con todos los cantantes, y los dos pianistas, Ludmila Orlova y Manuel Burgueras, interpretando el Va, pensiero, con su petición: «Ojalá te infunda el Señor una melodía, que infunda al padecer virtud». Al término, el público respondió, puesto en pie, todos a una, con una larguísima aclamación: «¡Ópera, sí! ¡Ópera, sí!», grito que se acompañó de un sonoro, rítmico e interminable pataleo. Quedó claro que los asistentes no albergaban dudas sobre la necesidad de mantener el ciclo lírico, a toda costa.

El Ayuntamiento convoca a los implicados

La ausencia de una de las partes implicadas hizo que la última reunión para buscar una solución a la Temporada Lírica acabara sin resultados. El concejal de culturas, José Manuel Sande, comentaba en el descanso del concierto de anoche que el Ayuntamiento coruñés ha convocado un nuevo encuentro con Xunta, Diputación, Consorcio para la Promoción de la Música, Amigos de la Ópera y el propio Concello. Fuentes de la Consellería de Cultura indicaban ayer, en declaraciones a la agencia Efe, que seguirán colaborando con este ciclo musical tal y como lo venían haciendo hasta ahora.

Entre los pronunciamientos de ayer también está el de la Asociación Wagneriana: «Desde 1907 os wagnerianos da Coruña e galegos, levamos a aguardar unha representazón de Wagner nesta cidade», decían en un comunicado en que lamentaban «o xa tácito perigo de non ver representado o anunciado título nesta Tempada Lírica, o drama O holandés errante». Tras la suspensión de Salomé, de Richard Strauss, la ópera de Wagner era uno de los mayores atractivos del cartel.

También el director teatral argentino Mario Pontiggia, ex director de la Ópera de Montecarlo, se sumó ayer a los apoyos a la Temporada Lírica de A Coruña.

1208 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad