Verdi se va de baile

Con «Un ballo in maschera», el más melodramático de los melodramas, la ópera vuelve estos días al Teatro Colón

.
TEXTO: CRISTÓBAL MANEIRO

Después de veinte años de su última representación en Galicia, estos días regresa a A Coruña una de las óperas más apreciadas de Giuseppe Verdi, Un baile de máscaras, «el más melodramático de los melodramas», según el escritor Gabriele D’Annunzio, una obra intensa y a la vez ligera, de amores contrariados y complots políticos, que reúne algunas de las más bellas melodías concebidas por el compositor de La Traviata, y a la que el realizador Berrnardo Bertolucci homenajeó en uno de sus filmes más redondos, La Luna.

Amigos de la Ópera ha querido que sea precisamente esta obra maestra la que inaugure su Programación Lírica, la del 65 aniversario de la asociación decana en España, para rendirle tributo a una gran artista gallega, Ángeles Gulín, soprano que un día salió de Ribadavia para conquistar los principales teatros del mundo, como el Metropolitan de Nueva York, La Fenice de Venecia o el Covent Garden de Londres, donde precisamente cantó la ópera de Verdi junto a uno de los monstruos sagrados de la época, el tenor Carlo Bergonzi, hazaña que después repetiría junto a Luciano Pavarotti y José Carreras.

Al cumplirse 15 años del fallecimiento de la Gulín, Un baile de máscaras regresa el 1 (entradas agotadas) y el 3 de septiembre al Teatro Colón, donde la soprano ourensana cantó tantas veces para Amigos de la Ópera, y el espacio que ahora acoge estas dos únicas representaciones ante el cierre provisional del Palacio de la Ópera. El director de escena Mario Pontiggia será el encargado de la nueva producción de esta ópera que ahora se estrena en A Coruña, como ya hizo en el 2015 con Il Trovatore. Pontiggia y Ramón Tebar, el principal director invitado del Palau de Les Arts, serán los principales responsables de recrear la historia de amor entre Riccardo, gobernador de Boston, y Amelia, esposa de su secretario y amigo, Renato. Una historia que Verdi quiso situar originalmente en la corte sueca con el protagonismo del rey Gustavo III, que efectivamente fue asesinado en 1792 durante un baile de máscaras en un complot político urdido por quienes desconfiaban de sus políticas liberales, pero que la censura le llevó a situar en América.

Pontiggia confía en el elenco convocado en A Coruña, «porque si una cosa es segura aquí es que siempre te encuentras con repartos de primer nivel internacional, los mismos cantantes que actúan hoy en los principales escenarios del mundo». Como el tenor norteamericano Gregory Kunde (Riccardo), recién llegado de Israel, donde acaba de cantar Turandot bajo la batuta de Zubin Mehta; la soprano madrileña Saioa Hernández (Amelia), que de A Coruña partirá a ponerse a las órdenes del cineasta William Friedkin (El exorcista) en una producción de Aida en la que volverá a coincidir con Kunde, o el barítono onubense Juan Jesús Rodríguez (Renato), que acaba de obtener un gran éxito en el Metropolitan de Nueva York con Cyrano de Bergerac y volverá allí para cantar Falstaff. Los otros dos personajes principales de la acción, el paje Oscar y la pitonisa Ulrica, que advierten al gobernador Ricardo del peligro que corre en un clima de creciente rebelión política ante la audacia de sus decisiones, serán ahora encarnados por la joven soprano Marina Monzó, nueva revelación española del Festival de Pésaro este verano, y la mezzo estadounidense Marianne Cornetti, recién llegada de la Arena Verona. Tebar estará además al frente de la Sinfónica de Galicia y el Coro Gaos.

Y entre el público, una Amelia histórica que comparte con Ángeles Gulín el mérito de haber compartido escenario con Pavarotti, Domingo y Carreras. Con el tenor italiano y con Leo Nucci, Renata Scotto cantó en su día algunas funciones de Un baile de máscaras para el recuerdo. Y ahora que la soprano italiana, una de las artistas vocales más relevantes del siglo XX se encontrará en A Coruña para impartir desde la próxima semana el curso de interpretación vocal que hasta su fallecimiento ofreció Alberto Zedd, tampoco quiere perderse el homenaje a su colega gallega.

Considerado el gran tenor verdiano de hoy, y después de cantar este verano «Otello» en el Covent Garden de Londres, Kunde interpreta por primera vez en España el rol de Riccardo, el protagonista de esta madura historia de amor.

El nuevo titular de la Orquesta de Valencia hará su debut en la Ópera de Viena, pero antes dirige «Un ballo in maschera» en A Coruña. Acaba de obtener un gran éxito en Les Arts con «La Traviata» de Sofia Coppola.

El prestigioso director de escena argentino y antiguo colaborador de Pier Luigi Pizzi, que la pasada temporada llevó «La Traviata» a Japón con Leo Nucci, será el responsable de la nueva producción de la obra maestra del genial Verdi.

FUENTE: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/fugas/2017/08/18/verdi-va-baile/0003_201708SF18P16991.htm

377 visitas totales 2 visto hoy
Compartelo en
468 ad