Entrevista Ángela Meade (lavozdegalicia.es)

«A mí me encanta cantar, pero intento no caer en el papel de diva»

La soprano norteamericana Ángela Meade debutará en Galicia en la ópera «Ermione» de Rossinijpg

Ella lo resume con aquello de estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. Y es que la enfermedad de otra persona la llevó a debutar en el Metropolitan de Nueva York interpretando a Elvira en la ópera de Giuseppe Verdi Ernani, una de las menos representadas del compositor. Sobre aquel debut de la soprano Angela Meade, la agencia The Associated Press difundió esta valoración: «Mostró una voz vibrante, con buen color y una técnica segura y cantó como un viejo profesional de principio a fin». Ahora, también casi por casualidad y con solo dos meses de antelación, ha sido llamada para actuar en Galicia. Lo hará también en una obra poco habitual, Ermione, de Rossini, que, tras la muerte del autor, tardó cien años en ser escenificada de nuevo. Esta vez, la función será el próximo sábado, día 6 de junio, y supondrá el estreno en Galicia de la versión en concierto de esta ópera en el Palacio de la Ópera de A Coruña y dentro de la temporada lírica.

-¿Cómo lleva los ensayos?

-Van muy bien. Me encanta trabajar con el maestro Zedda, que es como de la vieja escuela, un milagro de la música, porque presta atención a los detalles. Me gusta mucho.

-¿Había interpretado antes esta ópera de Rossini?

-Es la primera vez. De hecho, me lo propusieron muy tarde, con solo dos meses de plazo. Me apetecía mucho porque nunca la canté y, por si acaso, dije enseguida que sí, por si no había otra oportunidad [risa]. Estoy encantada.

-¿Qué es lo más destacado de su papel en esta ópera?

-Me gusta mucho porque es Rossini, pero que se va hacia un estilo más tranquilo, el estilo al que acabaría llegando, y es el que más me interesa.

-Debutó en el Metropolitan casi de casualidad, ahora la llaman con poca antelación. ¿Aprovecha bien las ocasiones?

-Sí, me están surgiendo grandes oportunidades y procuro aprovecharlas lo mejor posible.

-¿Es la forma de hacer una carrera más rápida?

-Nunca sabes lo que va a ocurrir. Hay gente que lleva mucho tiempo actuando antes de llegar a tener un concierto internacional. Creo que he estado en el lugar adecuado en el momento oportuno.

-El «New York Times» la calificó como «una impresionante soprano que alimenta una casta diva en ?Norma?, de Bellini, que dejó a todos sin aliento». ¿Se ve como una diva?

-[Risa] Intento no serlo. Efectivamente me encanta cantar, me encanta mi trabajo, pero intento no caer en ese papel de diva. Me siento muy afortunada porque hago lo que me gusta pero insisto: intento no caer en esa etiqueta de diva.

-Viene de actuar en Sevilla, en Oviedo, ahora A Coruña… ¿Se acabará viniendo a vivir a España?

-En Sevilla tuve que cancelar por una bronquitis. Vengo de Oviedo, iré a Madrid, voy a estar en dos ocasiones en Bilbao. Me gusta mucho España pero sigo residiendo en Filadelfia.

«En Estados Unidos solo te enseñan, en Europa atienden a los detalles»

Ángela Meade confirma el auge de la música clásica en Estados Unidos, a pesar de que la tradición sea mucho menor que en Europa, tanto en tiempo como en compositores. Por ello, tal y como ha hecho ella, considera que es posible formarse en los conservatorios norteamericanos y hacer una carrera artística de primer nivel como la que ahora desarrolla a ambos lados del Atlántico. Así, su próxima actuación tendrá lugar en Manchester, pero luego volverá al lugar donde debutó con Plácido Domingo y James Levine, el Metropolitan de Nueva York, y tiene programada una gira por varias ciudades de Estados Unidos con la Orquesta de Filadelfia.

-¿Los nuevos cantantes norteamericanos ya no vienen a formarse en Europa?

-Ha habido un cambio y ahora estudian en Estados unidos porque hay conservatorios. No es como antes que se venían sobre todo a Italia y Alemania para aprender.

-¿Considera que este cambio es positivo o no?

-Esto es un poco malo porque en Europa se presta más atención a los detalles. Vienes a estudiar con un determinado director, con un cantante en concreto. En Estados Unidos estás en un programa más grande, con más gente, y por lo tanto esos detalles se pierden. Considero que esa es la parte mala.

-¿Es una enseñanza más genérica que la europea?

-En el conservatorio tienen que cumplir unos deberes, como en cualquier escuela normal, pero no los profesores no entran en los detalles. Sin embargo, Zedda presta atención a los detalles, a la intención de las palabras, a cómo se tienen que decir. Es algo que normalmente en Estados Unidos no te enseñan y por eso esos detalles no los tienes. Con Zeda si se aprenden.

-¿A qué cantantes admira?

-A Montserrat Caballé, a María Calas… Escucho a mucha gente, cada una por un motivo. Caballé por su pianísimo, a Calas por lo dramática que es cuando canta…

-¿Aprende a cantar escuchando?

-Sí, sin duda. Hay escuelas que te dicen que no escuches, que cuando vas hacer un papel no lo escuches antes para que no lo reproduzcas igual, que no hagas mímica.

3675 visitas totales 2 visto hoy
Compartelo en
468 ad