Entrevista con el Maestro Gómez Martínez (lavozdegalicia.es)

«En los cantantes ser famoso y ser bueno a veces no se corresponde»

Compuso una obra con textos de los 500 e-mails que se cruzó con su esposa

A Coruña / La Voz, 21 de septiembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h.

 

 

«Vivo en Suiza, mi patria es España y Viena es mi tercera casa. A muchos taxistas vieneses los llevo por el centro de la ciudad porque hay calles que ellos no conocen… Podría hacer de taxista». Podría, pero lo suyo es dirigir orquestas, y cantantes y prueba de ello es que dirigió su primer concierto cuando tenía siete años. La lista de quienes han actuado bajo la batuta de Miguel Ángel Gómez Martínez (Granada, 1949) es enorme y a ella se sumarán, el próximo sábado, la Orquesta Sinfónica de Galicia, el coro de los Niños Cantores, la soprano Barbara Frittoli y un nutrido grupo de cantantes que se han formado en Galicia. Serán unas cien personas para interpretar El castillo de Barbazul, de Bela Bartok, y Suor Angelica, de Puccini, dentro de la Temporada Lírica de A Coruña.

-De estas dos óperas que presentará en A Coruña, ¿qué es lo más atractivo para el público?

-Son dos obras extraordinarias, estrenadas justamente el mismo año, en 1918, una en Nueva York (Suor Angelica) y la otra en Budapest. El carácter de las obras es completamente diferente. Sin embargo me atrevo a decir que hay una relación entre las dos en el sentido de que los dos compositores son unas grandes amantes del rubato, del reflejo de lo que está sucediendo en la escena, en la música, de tal forma que los ambientes que crean son unos muy espectaculares. Angelica es bastante más lírica, pero tiene momentos muy dramáticos reflejados maravillosamente en la música que es una de las grandes características de Puccini.

-Ha dirigido a todos los grandes cantantes, ¿por alguna razón?

-Sí, y a algunos históricos como Boris Christoff, Birgit Nilson, Pavarotti, Cesare Siepi…

-¿Es casual o les da algo…?

-Estoy en todos los grandes teatros del mundo que contratan a las grandes estrellas y coincidimos en muchas ocasiones. Es cierto que en bastantes ocasiones ha sido petición expresa de que les dirigiera yo. Gundula Janowitz, en unas declaraciones a una radio, dijo: «Es que cantar con el maestro Gómez Martínez es como ir andando por un colchón de plumas». Les resulta muy «cómodo» trabajar conmigo.

-¿Es difícil darles comodidad a estos grandes artistas?

-Para mi no lo es. Mientras el cantante sea de verdad bueno, no tenga problemas técnicos y sepa interpretar lo que el compositor ha dicho, porque yo lo que hago siempre es lo que está escrito en la partitura. Claro que luego está el tipo de cantante que lo único que quiere es la rutina de lo que siempre ha hecho. Esos no son los buenos cantantes, esos pueden ser cantantes famosos, pero eso de ser famoso y bueno a veces no se corresponde.

«No me consideré un niño prodigio, pero tengo mucha facilidad para la música»

Miguel Ángel Gómez Martínez (Granada, 1947) fue un niño prodigio. Dirigió su primer concierto a los 7 años y a los 13 obtuvo el título de profesor de piano. Dirigió, entre otras, la Ópera de Viena y, con frecuencia, las de París, Ginebra, Houston, Chicago, Covent Garden y las Orquestas Filarmónicas de Viena, Baviera, Radio Berlín y otras tantas. Dirigió la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE

-¿Le marcó ser niño prodigio?

-No me considero niño prodigio. Siempre he querido ser director de orquesta y tengo mucha facilidad para la música. Dirigí un concierto con siete años, pero ahí se terminó la historia.

-También es compositor…

-Tengo un catálogo bastante extenso que incluye un Lieder que se llama Cartas de un enamorado, que le dediqué a mi esposa, con textos que nos cruzamos, los pocos días que estuvimos separados, en más de 500 e-mails. Cogiendo algunos de esos textos he compuesto esta obra, que se va a estrenar en Valencia en 2016.

Contraponerle a Bela Bartok, ¿hace más atractiva la función?

-Sin duda. A veces el publico se ha asustado de Bela Bartok y no tiene por que asustarse, es una obra que llega a todo el mundo.

-¿Es raro hacerlas juntas?

-Esta combinación no es normal pero la veo acertada para comparar las tendencias de dos compositores tan diferentes.

1746 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad