La reina del belcanto italiano, Mariella Devia, vuelve a La Coruña

La soprano, que debutó en La Coruña en 1982, trae ahora sus grandes creaciones

     
Mariella Devia, durante el ensayo de «Roberto Devereux» – EFE

Tras cosechar el reconocimiento de crítica y público en Nueva York y Madrid como la terrible Elisabetta de la donizettiana «Roberto Devereux», Mariella Devia recala esta semana dentro del ciclo de Grandes Voces de la Temporada Lírica coruñesa. La considerada como última gran diva y reina absoluta del belcanto italiano se presentó por primera vez hace más de treinta años en los escenarios herculinos, con una inolvidable «La Sonnambula». Acompañada de la Orquesta Sinfónica de Galicia, bajo la batuta de José Miguel Pérez Sierra, Devia traerá alguna de sus creaciones más inolvidables, como la Norma de Bellini o la Anna Bolena de Donizetti, dos de los papeles que han centrado la última etapa de una carrera de más de cuarenta años de éxito.

Natural de Chiusavecchia, en la Liguria italiana, Mariella Devia comenzó estudiando canto con la profesora Iolanda Magnoni, continuó en la Academia de Santa Cecilia en Roma y en 1973 se impuso en el concurso Toti dal Monte, año en el que debuta en Treviso con uno de sus grandes papeles, «Lucia di Lammermoor». Poco después ya canta por toda Italia y se hace habitual del Met neoyorquino en los ochenta y noventa. En esa ciudad se estrena con la Gilda del «Rigoletto». En 1987 se sube por vez primera a las tablas de la Scala milanesa, teatro al que ha vuelto de manera reiterada. En los noventa, su carrera la lleva por todo el mundo. Su repertorio comprende más de medio centenar de papeles, que van desde Mozart hasta Verdi, pasando por Rossini, Bellini y Donizetti, llegando incluso a la Liù pucciniana, que debutó en 2012 en Génova. Durante los noventa, la Devia fue además una habitual del Festival de Pésaro, la cuna del canto rossiniano, por el que ha pasado una decena larga de veces a lo largo de su carrera.

Devia está considerada la última gran señora del belcanto italiano, de una tradición que parece extinguirse con ella, donde el canto roza la máxima pulcritud y esencia, emocionando por su pureza y naturalidad. Una oportunidad única que además sirve para incorporar su nombre al de grandes figuras mundiales que han pasado por el ciclo coruñés de Grandes Voces.

2022 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad