La voz de «Misión Imposible» (lavozdegalicia.es)

PROTAGONIZA LA ESCENA DE MÚSICA CLÁSICA EN LA NUEVA ENTREGA DE TOM CRUISE, aunque se ha perdido conocer al actor por estar de gira. Un tour, que por cierto, le trae a Galicia en una semanas.

Según The New Yorker, la escena de la recientemente estrenada quinta entrega de Misión Imposible: Nación Secreta que se desarrolla en la Ópera de Viena, es la primera «escena sobre música clásica no embarazosa en una gran producción cinematográfica». En ella puede verse al tenor Gregory Kunde interpretando el Nessun dorma de Turandot mientras la acción va creciendo en tensión al ritmo de la música de Puccini. «Me encanta que me mencionen en una revista tan prestigiosa. No puedo referirme a todas las escenas de música clásica de la historia, pero reconozco haber visto algunas de ellas que me hicieron encogerme un poco», asegura el tenor que el próximo día 3 de septiembre estará en el Palacio de la Ópera de A Coruña representando Il Trovatore de Verdi.

jpgs

Esa es, precisamente, la gran especialidad de Kunde, considerado como el mejor tenor verdiano de la actualidad: «Agradezco el cumplido, pero me conformaría con ser uno de los mejores. Tengo muchos compañeros y amigos que cantan a Verdi de maravilla», admite modesto. Pero lo cierto es que  pocas experiencias musicales son comparables a escuchar a este americano interpretando a Verdi: «Su música es una especie de mezcla entre el bel canto y una pasión increíble, pero también maneja la tensión dramática de modo que, como actor, tienes que escuchar todas y cada una de las palabras que se cantan. Esto es lo que hace especial a Verdi y hace que quiera interpretar sus obras», explica. Su pasión por Verdi va más allá de lo profesional, e incluso admite que, como aficionado a la música, sigue siendo su compositor de referencia: «Tengo que admitir que no tengo demasiado tiempo para escuchar música, más allá de la que tengo que estudiar para futuros proyectos. Además también tengo que dejar tiempo para seguir a mis equipos favoritos de fútbol americano (Chicago Bears) y béisbol (NY Yankees). Pero dentro de eso, sin duda Verdi es mi compositor preferido».

Kunde superó hace algunos años un cáncer, experiencia que cambió su vida radicalmente: «Veo las cosas totalmente distintas desde hace veinte años. Empecé a apreciar todas las bendiciones que he tenido y la familia se convirtió en el centro de mi vida. Ahora disfruto más de mi trabajo y entiendo que soy un privilegiado», cuenta emocionado.

PÚBLICO ESPAÑOL

Se enteró de que padecía cáncer tras actuar en España, donde se sabe especialmente querido: «El público español es especialmente cálido. Y muy fiel. Es un lugar muy especial para mí. Sobre todo después de representar Guillermo Tell en A Coruña en el 2010, ese fue el inicio de mi estrecha relación con el público español y desde entonces cada vez actúo más en vuestro país», reconoce a pocos días de volver a visitar su ciudad fetiche con Il Torvatore para partir después hacia Madrid, donde actuará en el Teatro Real.

Sobre la experiencia cinematográfica en el que sin duda es uno de los grandes estrenos del verano, que ha colocado a este tenor en cotas de popularidad reservadas para la parroquia hollywoodiense, Kunde se muestra satisfecho: «Tuve la fortuna de poder hablar directamente con el director de la película, Chris McQuarrie, sobre su visión acerca de esa escena de la Ópera de Viena», celebra, pero tiene una espina clavada, porque «todavía no he podido ver la película en el cine. Acabo de estar en Italia, y todavía no se había estrenado. Me invitaron al estreno en Viena, pero no pude asistir porque estaba actuando en Milán. ¡Así que he perdido mi oportunidad de conocer a Tom Cruise!», bromea

2145 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad