Óperas y zarzuelas para luchar contra la pobreza de India (laopinioncoruna.es)

 

La Temporada Lírica ofrece el sábado una gala benéfica con Ainhoa Arteta, Juan Jesús Rodríguez o Marianne Cornetti, que debutará en Galicia
artetas

Ainhoa Arteta, en su última visita al Palacio de la Ópera.

El Palacio de la Ópera pone sus ojos en la India más necesitada, la que se mantiene al margen del avance de su economía y los focos de Bollywood. El proyecto Kiva mirando a India, impulsado por el barítono Juan Jesús Rodríguez, celebra este sábado la primera gran gala benéfica en sus tres años de historia.

El Palacio de la Ópera abre sus puertas, a partir de las 20.00 horas, a las voces de Ainhoa Arteta, Marianne Cornetti, Isabel Rey, Andrés Veramendi y el propio Rodríguez, en un concierto organizado dentro de la Temporada Lírica. El director José Miguel Pérez Sierra se pondrá al frente de la Orquesta Sinfónica para un recital único. “No deja de ser una gala de gran teatro”, subraya el barítono, aludiendo a la “gran complejidad” de la función, con obras de zarzuela y fragmentos de óperas como La Traviata, Pagliacci o Trovatore. El concierto supondrá el debut en Galicia de la americana Marianne Cornetti, una de las mezzo más importantes en el repertorio verdiano.

El motivo de esta reunión de artistas, que “se volcaron en participar” al recibir la invitación de Rodríguez, se encuentra a miles de kilómetros de distancia y en la preocupación del barítono. Juno a otras tres personas fundó la asociación hace tres años, inquieto por la pobreza y situación de miles de niños en el gigante asiático. Viajó a una de las regiones más necesitadas de India, donde se entrevistó con familias y centros educativos.

“Ya teníamos niños apadrinados y conocerlos me emocionó mucho”, recuerda Rodríguez, que decidió llevar más allá su obra social y fundar un proyecto que ya ayuda a 68 niños y niñas, de los que 45 acuden a un colegio con “enseñanza de calidad” y otros 19 reciben clases de una profesora de inglés. Les brinda una oportunidad para expandir sus horizontes, ya que “nadie habla inglés o hindi” en esta región, advierte el músico. La recaudación de la asociación se administra directamente y sin intermediarios, promoviendo la mejora de su educación para que logren ser “autosuficientes” una vez sean adultos. “Si no hay ayudas externas, estos niños acaban explotados por mafias, redes de prostitución y grandes empresas”, lamenta.

Las entradas están disponibles a partir de once euros, aunque Kiva mirando a India también dispone de una fila cero para donaciones. “Con un recital como este, casi sufragamos un año”, reconoce el artista.

2993 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad