Renata Scotto: “Curso de interpretación vocal” en A Coruña

RESEÑA MUSICAL

RAMON G.BALADO

Renata Scotto: “Curso de interpretación vocal” en A Coruña

Las actividades del 65 Aniversario de “Amigos de la Ópera de A Coruña”, incluyen como capítulo fundamental, el “Curso de Interpretación Vocal” que queda confiado a la soprano Renata Scotto, quien continuará la labor que hasta el año anterior venía realizando Alberto Zedda y que podrá seguirse entre los días 28 de agosto y 8 de septiembre, que culminará con la actuación de los participantes en el mismo, con la colaboración del pianista Fabio Centanni, bajo la supervisión de la cantante y el director artístico del Festival Cesar Wonenburger, en el Auditorio de “Afundación”, además de las “Actividades Paralelas”, con las proyección de una selección de sus actuaciones destacadas y el encuentro abierto con los aficionados. El día 2, la cantante ofrecerá un diálogo abierto para ofrecernos aspectos de su vida y su carrera, además de su versión del arte lírico. La soprano de Savonna, tuvo el beneficio de disfrutar docencia de figuras históricas: Tulio Serafini, G.Gavazzeni, F.Molinari-Pradelli o Vittorio Gui, para compartir escena con las más grandes, M.Caballé, Leyla Genzer, Marilyn Horne, Beverly Sills, en esos años fastuosos de consolidación del belcanto, de los Bellini, Donizetti o Rossini, sin dejar al margen el verismo descarnado de Mascagni, Puccini o Leoncavallo. Por lo que nos afecta, a partir de 1987, comenzará a interesarse por la dirección escénica, repartiendo labores de enseñanza y así nos encontramos con la “Ac. Sta Cecilia” de Roma, la “Juilliard School” neoyorquina o la “Ac. Napples” de Florida. Los inicios con sus masterclasses” de Verbier, dejarán su impronta en el “Curtis Ins. Of Music”, la “Yale University” o la “Pittsburgh Opera” y el reciente “Renata Scotto Opera Program”, en colaboración con Ramón Tebar.
Sus comienzos nos llevan a la Navidad del 52, en el “Teatro Nuovo” milanés, en una “Violetta Valéry” de “La Traviata”, para confirmarse en una ópera infrecuente, “Margherita da Cortona” de Licinio Refice, en el “Teatro Alfieri” de Turín y con “L´amico Fritz” de Mascagni. Al año siguiente, probará en “Alla Scala”, en el rol de”Walter” de “La Wally”, de Catalani, con voces de gran cartel, Renata Tebaldi y Mario del Monaco. Vendrá y a lo grande, la consagración inmediata en Edimburgo, en una “ tournée” de la compañía de “Alla Scala”, aprovechando la cancelación de La Callas, en “La Sonnambula” de Bellini, en el rol de “Amina”, en una producción del mítico Luchino Visconti, tras un tortuoso enfrentamiento entre compañía y coliseo, lo que le dio la oportunidad de sustituir a la gran diva en rebeldía, con tan solo dos días de ensayos.
La misma “Amina” para el 60 y en “La Fenice”, cara a cara con A.Kraus, repitiendo en otros teatros italianos. Todo a punto en el 62, en el “Covent Garden” y en el “Liceu” barcelonés, para “La Traviata” y otra gira dos años después a gran escala, desde el “Bolshoi” al “Teatro Colón” de Buenos Aires, como “Cio-Cio-San” de “Madame Butterfly”, con el tenor G.Shirley, repitiendo posteriormente como “Gilda” de “Rigoletto”, con el barítono C. Mcneil y el tenor R.Tucker y en “I Capuleti e I Montecchi” de Bellini, dirigida por Margarita Wallman. La etapa americana la espera en la “Opera Lírica” de Chicago, en una irrenunciable “Mimi” de “La Bohème”, en el 60, antes de la apoteosis del “MET” con “Madame Buttefly” o “Elena” de “I vespri siciliani”, dejando abiertas las puertas a su asentamiento neoyorquino con más de 300 representaciones: “Manon Lescaut”, “Luisa Miller”, “Othello”, “Don Carlo”, “Il Trittico”, con lo más granado de la lírica, desde las voces a las batutas.
Tan dilatada carrera nos ha permitido observar su paso de soprano lírica a soprano dramática, siempre con el aguijón de la critica a sus espaldas, desde su primera “Norma” en el “MET”, en el 81. En su defensa, la propia evolución de su voz y la afirmación de un talento dramático, que la conduce a papeles más densos que abordará con absoluta seguridad: “Leonora” de “Il trovatore”; “Abigail”, “Margarita” de “Fausto”, “Desdemona” de “Othello”,”La Mariscala”, “Kundry”…”Santuzza”, “Tosca” o “Nedda”.
La colaboración con Ramón Tebar, llegó por la vía del interés del director. Ella estaba pasando el invierno en Florida, como suele hacer, y había ido a escucharle en “La Sonnambula”. Fue entonces cuando le sugirió hacer un programa para jóvenes cantantes, un tipo de proyecto al que ya está habituada, ya que lleva otros similares por todo el mundo, pues durante doce años trabajó programas parecidos al de la “Ac. Sta Cecilia” de Roma. Al final aceptó pues que nunca había estado en Naples, y siendo él director, no había duda de que funcionaría. Un año tardó la idea en llegar a buen puerto, contando con que la organización de Naples es muy minuciosa. Tebar, dirigió en Naples óperas como “Don Pasquale” y “La Traviata”.

FUENTE: http://www.elcorreogallego.es/opinion/firmas/ecg/renata-scotto-curso-interpretacion-vocal-coruna/idEdicion-2017-08-28/idNoticia-1070804/

511 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad