Triunfador programa doble

La segunda jornada de la temporada lírica 2015/2016 presenta dos obras estrenadas el mismo año, 1918: «El castillo de Barbazul» y «Suor Angelica»

antón de santiago 28 de septiembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h.

 

 

En esta segunda jornada de la temporada lírica 2015/2016 hemos tenido ocasión de escuchar dos obras estrenadas el mismo año, 1918, pero de estéticas dispares. Puccini conecta con Wagner en la utilización de la orquesta, pero mantiene la italianidad del canto. Bela Bártok, gran pianista, va a impregnar sus obras de música modal y escalas pentatónicas halladas en el folclore investigado en su país, Hungría. Tiene influencias de Debussy y de su ópera Pelleas et Melisande.

En El castillo de Barbazul (del cuento de Perrault con libreto de Bela Balazs que el gobierno húngaro quiso vetar, a lo que se opuso Bártok), se nos presenta al torvo Barba Azul, seductor de Judith, que, aunque entregada, se obstina en que le abra las puertas de las viscosas y sanguinolentas estancias. Tras la última están los espectros de anteriores esposas, a las que Judith habrá de unirse. La música y el canto declamatorio recorren una creciente tensión hasta el fatal desenlace. Excelente Gidon Saks como Barba Azul, muy bien secundado por Ana Ibarra. Contribución espléndida de la Orquesta Sinfónica de Galicia.

Frittolli y Podles

Suor Angelica forma parte de un tríptico con Il Tabarro y Gianni Schicchi. En el interior de un convento, la vida transcurre entre la inocencia de monjitas vocacionales y cotillas y otras penitentes, como Sor Angélica, que está allí por haber tenido un hijo del pecado que, para mayor inri, le fue arrebatado por su familia. Una soberbia tía principessa le trae la noticia de que el niño ha muerto, por lo que intenta suicidarse. Una gran paleta orquestal expresa la vida alegre y también sórdida de ese retiro hasta llegar al drama final. Magníficas las interpretaciones de Barbara Frittolli y Ewa Podles, con el apoyo de un selecto grupo de cantantes propias, el coro de la OSG y la narradora.

La Orquesta Sinfónica de Galicia y el maestro Gómez Martínez contribuyeron al gran éxito de la velada, que habría ganado enteros con la representación.

1971 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad