El debut de una moldava-coruñesa

Clara Jelihovschi Panas debutará el sábado en la temporada lírica

jpg

«Estoy muy contenta. Ilusionada. Siempre me ha gustado estar rodeada de la música, de los sonidos, y este ambiente me hace muy feliz», comenta la soprano Clara Jelihovschi Panas. Como se pueden imaginar por los apellidos esta mujer, que el próximo sábado debutará en un gran escenario como el del Palacio de la Ópera, no es de los Mallos ni del Castrillón. Es moldava, estudió en Rumanía y desde hace 8 años vive feliz en A Coruña. «Me gusta Galicia, la naturaleza, el paisaje. Me recuerda a mi país, aunque allí los inviernos son blancos», destaca. Estudió canto en la universidad de Bucarest y se quedó en la Filarmónica de la capital rumana. Más adelante se fue de gira por el mundo con un grupo austríaco hasta que se asentó en nuestro país «porque ya había venido cuando era estudiante y teníamos unos amigos aquí», recuerda. Un ejemplo de integración el de esta soprano que el año pasado realizó el curso de interpretación vocal que dirigió Alberto Zedda y que ahora tendrá su premio al lado de voces coruñesas como Helena Abad o María Lueiro y de la estrella internacional Bárbara Frittoli en la ópera de Puccini Suor Angélica. «Es una suerte trabajar con profesionales de este nivel para poder aprender algo nuevo. Frittoli me hace sentir cosquilleo en el estómago», analiza. Clara, además de esta participación en la temporada lírica coruñesa, da clases de canto y música a niños. «Como tengo tres hijos, de 9, 6 y 3 años y medio, me gustan muchos los pequeños», comenta esta moldava-coruñesa.

3585 visitas totales 1 visto hoy
Compartelo en
468 ad